Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
 
 
ACADEMIA FILOSOFICA HEBREA SINAI
Blog de sinai
05 de Diciembre, 2007 · General

SINAI UNA REVELACION

El Rambán escribe que antes de revelación en el Sinaí (Maamad Har Sinai), la Torá no tenía pausas, las palabras no estaban divididas (ver la Introducción a su Comentario de la Torá). Esta situación no permite el análisis de códigos. Rabeinu Bejaiei escribe que el nombre divino de 42 letras puede derivarse del primer versículo de la Torá a través del salto de letras (Ibid). Rabí Moshé Cordovera, por su parte, sostiene que es posible conocer los secretos de la Torá a través del salto de letras, pero agrega que no sabe cómo hacerlo (Pardes Rimonim, Shaar Hatzaruf, Shaar 30, Introducción). De todos modos, estos sabios, no ampliaron en el tema. Sólo en la última generación, Rabí Jaim Mijael Dov Weismandel desarrolló un sistema.
No obstante, como hemos dicho, es posible interpretar de una nueva forma, a condición de que el comentario esté basado en la fe y en el temor a D’s. Evidentemente, existen comentarios más y menos profundos. Además, es claro que esos códigos no le permiten al hombre adquirir gran sabiduría, mas no se debe refutar ningún método, mientras sea puro espiritualmente.
b) como asunto científico - evidentemente debemos analizar si es una ciencia válida. Desde hace ya dos años tiene lugar una discusión al respecto. Hay quienes consideran que todo ha sido probado estadísticamente, mientras  que otros se niegan a reconocer ese argumento: ya sea eruditos que no entienden de ciencia  o científicos que odian la religión.
Por otra parte, hay quienes consideran que se puede encontrar lo que se desee en la Torá si se ajustan los intervalos que se saltan entre las letras. Además, dicen que al establecer parámetros en forma arbitraria, siempre es posible encontrar combinaciones raras y sorprendentes en cualquier libro extenso. Finalmente, concluyen, quienes desarrollaron este sistema no eran científicos. Entre quienes se oponen al método de codificación se encuentran matemáticos religiosos, como el Profesor Hasofer y el Profesor Barry Simon quien ha reunido una lista de 45 matemáticos prominentes (entre los cuales, 10 judíos religiosos), que sostienen que el método de códigos no tiene base científica alguna y su concepción es errónea (ver en la Internet).
Humildemente quisiera señalar que no soy matemático ni puedo expresar mi opinión al respecto. Si bien en mi juventud estudié matemáticas, un poco de estadística y probabilidades, pero no en un nivel que me permita determinar entre los diversos argumentos. Puedo únicamente expresar una observación general acerca del pensamiento científico. Los fundadores del método de códigos descubrieron en la Torá diversos acontecimientos, tales como la fecha de la muerte de Rabinos importantes, pero reconocen que son incapaces de predecir el futuro. Esto destruye la base científica del método puesto que ¿qué es una ciencia? - la ciencia es el examen de los hechos y el hallazgo de leyes generales que los expliquen. Para que sea posible examinar la verdad de una teoría, debe ser posible ponerla a prueba. Es decir, proponer un experimento cuyos resultados aprueben o refuten la teoría. Mismo si traemos varias pruebas que la confirman, no garantizan su veracidad. Si un hecho la refuta, es suficiente para poner en duda la fuerza de su validez de presentar una explicación general. Por lo tanto, si una teoría se refiere únicamente al pasado y propone explicaciones a hechos que ya tuvieron lugar, destruye toda posibilidad de refutarla y, por lo tanto, de discutir acerca de su veracidad.
Quisiera además señalar que es sabido que existen diversas versiones de la Torá con pequeñas diferencias. Rabí Akiva Eiguer presentó una lista de las diferencias entre las versiones, que incluyen las diferencias en el Libro de Bereshit (Rabí Akiva Eiguer acerca de Shabat 55b). Rabí Shalom Sternberg, profesor de matemáticas, escribió que los códigos que funcionaban en una versión, no correspondieron en otra (Ver en Internet sobre este tema).
c) como prueba del origen divino de la Torá - Esto nos conduce a la pregunta si el método de códigos sirve como prueba del origen divino de la Torá. Al respecto, quisiera hacer tres observaciones:
1.  Evidentemente, en primer lugar debemos demostrar en forma absoluta la veracidad del método puesto que es controvertida. Aún más, para determinarla, hay que poder comprender cálculos estadísticos complejos, lo que nos conduce a plantear otra pregunta: ¿cómo es posible que para convencerse de la veracidad de la Torá sea necesario ser un gran matemático? ¿acaso la Torá no fue entregada también al pueblo simple?
2.  Por lo tanto, el empleo de los códigos para convencer a la gente acerca de la veracidad de la Torá constituye un error estratégico. Si alguien se volvió religioso debido a una demostración con los códigos y descubre luego que el sistema en sí es dudoso, es posible que por ese motivo todo su sistema de creencia se desmorone. Rabí Saadia Gaón escribió que uno de los motivos de herejía es la existencia de argumentos débiles en favor de la fe.
3.  Incluso si se determina que existen en la Torá códigos de prueba lógica absoluta, tenemos mucho más que eso. A fin de cuentas, la fe es mucho más elevada que la razón y la ciencia. No nos oponemos a pruebas científicas, pero son bastones necesarios para apoyar un asunto que renguea.
Un Intelectual y religioso, un gran conocedor de la filosofía, tradujo ciertas pruebas de la existencia de D’s de la filosofía gentil y pensó que había aportado una gran contribución. Sin embargo, Rabí Abraham David Rabinovitch Teomim [el Aderet], el rabino de Jerusalén, rechazó su camino. Dijo: ‘la existencia de D’s no necesita pruebas. Si es necesario probar algo, señal que es dudoso, como está escrito en el Talmud de Jerusalén: “Cuando algo es ilógico, se presentan numerosas pruebas” (Yerushalmi, Brajot, 3).
Si alguien construye su edificio religioso en base a pruebas de la razón, su conexión con la Torá y la fe en el Todopoderoso será también intelectual. En cambio, la fe significa sentir que se es parte de algo que es vital y significa estar dedicado. Para esa fe, el hombre debe estar dispuesto a sacrificarse.  Esta es la diferencia entre el “D’s de Aristóteles” que emerge de las pruebas intelectuales, un D’s que es frío y abstracto, general y distante; y el “D’s de Abraham” que está “cerca de todos quienes le llaman sinceramente” (Salmos, 145).
Asimismo, existe una diferencia enorme entre “el D’s de los números” y el D’s viviente, Rey del Universo, el redentor poderoso que vive entre nosotros:  “Adon Olam, Señor del Universo. Quien reinó antes de toda creatura…Y es mi D’s… La fuente de mi vida, mi Redentor, es mi  salvación en tiempo de dolor…En sus manos, coloco mi espíritu, Y con mi alma y mi cuerpo,….El Señor está conmigo y no temeré.”
Palabras claves ,
publicado por sinai a las 09:21 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

EB PEKER

Academia filosofica hebrea
Sinai Israel un enfoque universalista de la mistika y la teoria de la Idea

» Ver perfil


Calendario
Ver mes anterior Octubre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031

Buscador
Blog   Web

Tópicos
» General (66)

Nube de tags  [?]

Secciones
» Inicio

Enlaces

FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad