Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
 
 
ACADEMIA FILOSOFICA HEBREA SINAI
Blog de sinai
03 de Junio, 2004 · General

ENCONTRANDONOS

Aunque en principio la relación no irrumpa en forma evidente, para abordar el tema de la melancolía -lo hagamos en el marco de un estudio, ensayo o incluso de una investigación clínica- resulta propicio repasar antes algunas características de este tiempo histórico, hasta ayer finisecular, y desde hace décadas, particularmente vertiginoso.
En pleno desarrollo de la globalización, la informáticas la ingeniería genética, la neuroquímica, la tecnología nuclear, la superpoblación, el daño irreversible a los ecosistemas, transcurre un periodo en el cual seguimos encontrándonos con algo que, a falta de mejor término, podríamos llamar "la condición humana".

Y, aun teniendo en cuenta la "subjetividad histórica" eso que hace que en cada época y en cada pueblo se manifieste lo que Hegel llamó el Zeitgeist, es decir "el espíritu de los tiempos" ? sorprende la continuidad esencial de esta "condición humana".
Aquí nos ocuparemos, precisamente, de uno de los aspectos que hacen a su esencia: la depresión.
Si bien este uso del término es de origen relativamente reciente en el campo de la psiquiatría, el diccionario Robert establece su aparición en francés a partir de 1850. Ya las descripciones de entonces señalan inequívocamente la existencia de la depresión varios siglos antes de nuestra era.
Entre algunas de estas descripciones  -hechas por médicos o por filósofos- se utiliza la expresión (todavía en uso) de melancolía, tomada del griego bilis negra, en referencia a su origen etimológico, y por entonces, significado casi literal del término.
Los
manuales diagnósticos actuales utilizan términos vecinos aunque no idénticos: allí encontramos las expresiones "depresión", "enfermedad bipolar" "enfermedades del afecto " (los famosos "mood disorders"), "psicosis maníaco depresiva", "distimia depresiva" reservándose el vocablo melancolía para designar un subtipo especialmente grave y diferente a los diagnósticos "vecinos".
En otras épocas de la humanidad se usaron otros términos que actualmente han caído en desuso: por ejemplo "
spleen" o "acedia" son expresiones totalmente extrañas a los oídos contemporáneos y sin embargo, como veremos, durante siglos enteros de la historia tuvieron un sentido muy preciso.
Otras expresiones han sido o son parte del "entorno" de la melancolía; se la ha asociado desde sus orígenes, por ejemplo, a la hipocondría. Asimismo, en distintos períodos, se la tornó en conjunto con enfermedades que hoy en día la psiquiatría diferencia claramente; como la depresión, los delirios oníricos y hasta ciertas afecciones vasculares. 2

Pese a estos inconvenientes nos parece, por razones que esperamos surjan de la lectura de estos capítulos, que el término "melancolía" nombra en Occidente (con las salvedades históricas ya mencionadas), desde hace 2500 años, por lo menos, un aspecto perdurable de la condición humana: la condición depresiva. No se espere encontrar aquí un estudio psiquiátrico; no nos detendremos en la semiología, la patogénesis o la clínica de la depresión.

 

La Melancolía será nuestro pretexto... y nuestra línea conductora para viajar por distintas épocas de la historia de la humanidad. Ordenaremos los tiempos y los pueblos alrededor de ciertas líneas organizadoras: Grecia, Edad Media, Renacimiento - El Arte - El amor.

 

 

 

 

 

Los antiguos griegos: filósofos, científicos y médicos. ... no se precisaba entonces con nitidez la diferencia.
La Edad Media: brujas, demonios, alquimia, astrología. Desde Aristóteles la melancolía se vincula no solo con la enfermedad y con la caracterología (término moderno por cierto) sino además con la creatividad y el genio; ¿como no incluir aquí a la pintura, la poesía, la música, el teatro, las ideas de los filósofos
¿Como iría a faltar aquí el amor?: En todas las épocas, de diversas maneras, la melancolía ha estado asociada a "penas de amor?. ¿ Es otro sentido del término? ¿Dónde acaba la pasión y empieza la enfermedad?
La religión, la ciencia, el azar: Por diversos motivos, la melancolía y la religión han tenido estrechas y complejas relaciones. Robert Burton, autor del Siglo XVII, en su "Anatomía de la melancolía" (1621), hace la comparación tan frecuente entre la melancolía y el Infierno, según veremos, más adelante.
Y la ciencia?: entremezclada en esta compleja maraña la ciencia aparece, se hunde, desaparece, reaparece a lo largo de los siglos. Prejuicios, supersticiones, pensamiento por analogías, mitos, metáforas y muchas otras formas del pensar humano forman parte, tanto del desarrollo, como de la cíclica desaceleración del pensar científico. Para algunos la ciencia es la cumbre del pensamiento, para otros un lecho de Procusto adonde debe entrar forzosamente toda la condición humana. incluso, para otros, está cada vez más limitada a la mera tecnología. Lo cierto es que la ciencia ha acompañado con frecuencia este rasgo, esta faceta, humana que es la melancolía.
Finalmente, el suicidio: la decisión de no querer vivir; ¿Enfermedad?¿Decisión existencial?.

Son preguntas que evidentemente superan el alcance de estas páginas, pero que han formado parte de la historia del problema - 0 pregunta - :

Qué es la Melancolía?

Como médicos, nuestra respuesta -o la de Areteo - será : "en todo aquello que se trate de una enfermedad busquemos un tratamiento aunque algunas veces solo podamos cuidar". Queda sin embargo en pie la pregunta - todo un síntoma de este siglo - nunca más actual que en este siglo: ¿es la depresión solamente una enfermedad?. En gran parte pensamos que sí, a propósito de lo cual en el penúltimo capitulo revisaremos algunas de las formas en que el médico intento y sigue intentando hacer algo con la "enfermedad melancólica" . Y como también la depresión es parte de la "condición humana" dedicaremos el último capitulo al modo en que diversas culturas actuales la conciben, la padecen y hablan de ella.

El "Mito" de la Melancolía

La llamada "Teoría de los cuatro humores definida en la Grecia del siglo V AC, y que perduró en el tiempo constituye un fenómeno muy extraño; en él se enredan y complican la observación médica, la práctica, las ideas filosóficas. Se mantuvo vigente mas de dos mil años y en cierto modo algo de ella sigue hasta nuestra época.

 

En palabras de Mircea Eliade:

"Desde hace más de medio siglo, los sabios occidentales han ubicado al estudio del mito en una perspectiva que contrasta sensiblemente con digamos, la del siglo XIX. En lugar de tratar, como sus predecesores, al mito en la acepción usual del término P. Ej. como "fábula", "invento", "ficción", lo han aceptado tal como se lo comprendía en las sociedades arcaicas en las que el mito designa, por el contrario, una "historia verdadera" y más aún, altamente valiosa por que es sagrada, ejemplar y significativa ".

 

¿Volver a la oscuridad y al sometimiento de la razón?. No hay, sin embargo riesgo alguno de que esto ocurra.

Salvo sectores extremistas de la humanidad, nadie pone en duda el avance que implicó el pensamiento científico. Por lo contrario, existe una creciente conciencia de que, "se tiró al niño con el agua del baño" aI desechar una forma de creatividad intrínsicamente humana: el estudio del mito.

Trataremos entonces sobre el mito (que en aquella época era considerado ciencia) de los cuatro humores y, en especial del aspecto más extraño del mismo la "bilis negra" cuya fascinación perdura hasta nuestros días.

Los Humores

Para tomar un hilo conductor partamos de la medicina griega. La teoría de los cuatro humores surge de la medicina; no es solamente una especulación, viene de la praxis. No es posible ubicar su origen, pero si afirmar que para el Siglo V AC estaba plenamente constituida. Es probable que su fuente esté en Hipócrates de Cos, aunque las ideas han de haber surgido de varios observadores médicos al encontrarse con los diversos líquidos contenidos en el cuerpo y que saltan de él o entraban en él en la salud y la enfermedad. Pero ¿por qué se llegaron a constituir en cuatro y por qué fueron estos cuatro los 'humores" privilegiados?. Antes de responder a esta pregunta nombrémoslos:

a) sangre

b) bilis amarilla

c) flema

d) bilis negra

¿por qué no se tomaron la saliva, la orina, las lágrimas la materia fecal liquida, los vómitos etc.? No parece posible responder a esta pregunta. Pero por qué eran cuatro?

Los elementos y las cualidades

los cuatro elementos:

a) aire

b) agua

c) tierra

d) fuego

determinaron esta elección El número cuatro conserva aún en nuestras días su poder ordenador:

cuatro son las estaciones

cuatro las semanas del mes

cuatro los puntos cardinales

cuatro fueron durante mucho tiempo las edades del hombre a) infancia b) juventud e) madurez d) ancianidad.

El cuatro fue para los pitagóricos el número perfecto La idea de Empédocles de los cuatro elementos que constituían al cosmos fue modificada por Filistion para describir los componentes de la vida:

a) frío (aire)

b) húmedo (agua)

e) seco (tierra)

d) caliente (fuego)

 

No faltaba más que un paso: la concepción de una armonía (crasis) entre estos elementos y la descripción de la enfermedad como "desarmonía" (discrasis). Este paso fue dado principalmente en un escrito hipocrático "De la naturaleza del hombre" aunque fue Galeno quien le dio su formación definitiva. Un resumen publicado en el siglo XII presenta elegantemente el conjunto: "Hay en efecto cuatro humores en el hombre, que imitan a los diversas elementos; aumentan en diversas estaciones reinan en diversas edades. La sangre imita al aire, aumenta en la primavera reina en la infancia. La bilis (amarilla) imita al fuego, aumenta en verano reina en la adolescencia. La melancolía (bilis negra) imita a la tierra, aumenta en otoño, reina en la madurez. La flema imita al agua aumenta en invierno, reina en la senectud. Cuando no se apartan ni por mas ni por menos de su justa medida, entonces el hombre está en todo su vigor".

Ambigüedades de la Melancolía

No es el menor de los problemas y enigmas que plantea la historia de la melancolía en sus primeras épocas. La ambigüedad de este término, problema al que se agrega, como dijimos antes, la extensión del conjunto de enfermedades que agrupaba, que era distinto al que cubre el actual concepto psiquiátrico. Se trata entonces de dos distintos problemas que se potencian :

  • El primero es la ambigüedad (Problema 1)
  • El segundo el sentido diagnostico psiquiátrico (Problema 2)

Problema 1

En relación al problema de la ambigüedad la misma expresión "bilis negra" se usaba entre los médicos para designar tanto un humor, "normal" también llamado "atrabilis" - la sangre de la madre al nacer la contiene y la trasmite al niño", dice Hipócrates - como una enfermedad. El desequilibrio de este humor, producido por causas físicas tales como la dieta, la época de la vida, la estación del año, la hora del día, provocaba muy diversas enfermedades somáticas entre otras la "enfermedad melancólica" Hipócrates la definió con precisión en su aforismo:

"Si el miedo y la tristeza duran mucho es melancolía"

Como si esto fuera poco, al agregarse el concepto de disposición o temperamento, la misma palabra pasó a designar además una constitución con características propias que no era de por si enferma. Para intentar poner un orden precario y provisorio distinguiremos a) la "bilis negra" (melancolía), humor o liquido del cuerpo "normal" cuando estaba en una buena "crasis" es decir un estado corporal de mezcla armónica con los otros tres humores; b) la "melancolía enfermedad mental" discrasia de la bilis negra, caracterizada en los comienzos por "miedo y tristeza prolongados" síntomas a los que se fueron agregando otros tales como "insomnio", 'falta de ganas de vivir", "riesgo de suicidio" y muchos más; e) las diversas enfermedades corporales en las que también participaba un desequilibrio (discrasia) de la bilis negra (que también se llamaban melancolía) por ejemplo epilepsia o psoriasis entre muchas otras; d) la melancolía del temperamento - no necesariamente enfermedad aunque predisponía a ella -que aproximadamente correspondería a la actual "distimia depresiva". Más adelante se llamó también melancolía a: e) un estado de ánimo triste o pesimista transitorio.

Problema 2

En relación al segundo problema, y que como decíamos, potencia al anterior, debemos remontarnos a la época en que el diagnóstico de "enfermedad psiquiátrica melancólica" (entiéndase que es este el nombre actual con que la llamamos aquí para ordenar algo la confusión que nos produce la historia) designaba, al menos en Areteo - primer gran clínico de la enferme dad melancólica - afecciones mentales crónicas, no febriles y cubría aproximadamente las actuales depresiones mayores y algunas formas de esquizofrenia. Ante este amplio espectro de sentidos ¿cómo explicar la enorme fuerza de persistencia del término melancolía?. El gran psiquiatra francés Esquirol en los comienzos del siglo XIX intentó hacerla desaparecer sustituyéndola por "lipemanía" pero no tuvo éxito. El actual DSM IV la relegó a un subtipo de la depresión. El término prosigue, pese a todo, su existencia. Quizás se deba a que los griegos captaron intuitivamente en esta "bilis negra" algo intrínseco a la "condición humana"

Bilis Negra

Un aspecto enigmático de la teoría de los cuatro humores es su carencia total de simetría. Así como formalmente los humores se inscriben en un número apto a la simetría, el cuadrado número sagrado, también cada uno de los humores parece elegido por criterios totalmente distintos. Quizás nunca pueda descubrirse este enigma. Si bien es claro que la teoría humoral procede de la clínica y además que está rápidamente incluida en sistemas de pensamiento filosófico (Unidad del macrocosmos y del microcosmos) de la extraña mezcla de estos dos orígenes surge algo incomprensible. Excepto su condición de líquidos, nos encontramos con una gran incompatibilidad entre la sangre y la bilis negra; la sangre es un liquido vital incluido en un sistema cerrado, y la bilis negra un líquido "mítico", posiblemente inferido de vómitos o de la coloración de la piel o de su mezcla en la sangre oscura, surgido de otra "mítica" combustión. A su vez ¿qué relación tienen estos humores con la pituita o flema, procedente supuestamente del cerebro ?. ¿O con la bilis amarilla originada en el hígado? (por lo menos en esta algo familiar encontramos con la actualidad!).

Otro Enigma

Se suponía en esta época que la atrabilis se originaba o al menos se acumulaba en el bazo. ¿Por qué caminos llegaron a esta fantasiosa y errónea idea?. La palabra "Spleen" (bazo en inglés) se usó especialmente en Francia (y aún perdura su uso ) como expresión de Melancolía. Volveremos sobre esto en el capítulo sobre la poesía y mostraremos al genial pintor Durero apuntando a su propio bazo como origen de su melancolía. Sea como fuete, lo más interesante de esta teoría humoral es la concepción de la bilis negra. Y esto no solo por ser la causa de más enfermedades que los otros humores sino por las características tan opuestas de los temperamentos a los que da lugar y especialmente por la persistencia de su presencia en las obras médicas hasta más allá del Renacimiento.

Cierto es que de la combinación con la temperatura y otros elementos (por ejemplo bilis fría o caliente en las ideas de Aristóteles) obtuvieron criterios diferenciales, pero por más perfeccionada que estuviera la semiología de este humor y su adecuación a la realidad clínica no es esta suficiente explicación para entender la fuerte persistencia en el tiempo de la concepción de la atrabilis.3

Starobinsky atribuye la fascinación de este concepto a la unión del color negro y lo amargo de la hiel; podría agregarse que se corresponde con otro mito moderno": la concepción psicoanalítica de la melancolía.

Freud basa su teoría de la melancolía en la "identificación melancólica con el ser perdido" que es una forma patológica del duelo normal. Dice la sombra del objeto (persona amada y perdida) cae sobre el Yo . Vemos aquí aparecer lo negro de la sombra 4, uno de los elementos de la atrabilis.

Otro autor psicoanalítico - Abraham - añade la relación de la melancolía con las experiencias de duelo por el pecho materno: "amarga" experiencia opuesta a la "dulce" presencia de la leche materna.

Finalmente, para muchos psicoanalistas actuales (Green, por caso) un trastorno del pensamiento subyace a la confusión entre el objeto perdido "odiado" por el melancólico y el propio yo también "odiado". La negrura de la "bilis negra" sería también la del funcionamiento del pensar melancólico, en el sentido de la famosa frase de Hegel sobre las ideas de Schelling "De noche todos los gatos son pardos": confusión que es básicamente entre la persona amada y odiada perdida y el propio yo. La combinación de negro y amargo condensaría admirablemente, ese negro y amargo odio, duelo no discriminado, en la versión del moderno mito psicoanalítico. Ambos mitos estarían hablando de una "realidad", aunque no física solamente, sino en la frontera entre lo mental y lo somático: el lugar de la emoción. La relación entre la melancolía y la genialidad establecida como veremos por Aristóteles, reaparece modernamente en revistas o páginas Web dedicadas a biografías de grandes personalidades melancólicas.5

Pregunta Aristóteles

¿Por qué todos los que han sobresalido en la política, la poesía o las artes eran manifiestamente melancólicos y algunos hasta el punto de padece ataques causados por la bilis negra?

El filósofo continúa mencionando a personajes y héroes míticos, como Ajax, Belerofonte y prosigue: “muchas de esas personas padecen trastornos de resultas de esa clase de mezcla en el cuerpo; algunas tienen solo una clara tendencia natural a esas afecciones, pero, por decirlo brevemente, todas son, como ya se ha dicho, melancólicas por constitución. Para descubrir el por qué hemos de empezar sirviéndonos de una analogía; es manifiesto que el vino, tomado en gran cantidad, produce en todos los hombres unas características muy semejantes a las que atribuimos a los melancólicos”.

Aristóteles utiliza esta analogía para destacar la importancia de las “proporciones y alteraciones cualitativas

de los humores y fundamenta: al ser variable la acción de la bilis negra son variables los melancólicos, porque la bilis negra se pone muy caliente y muy fría. Y puesto que determina el carácter así como el vino introducido en el cuerpo en cantidad mayor o menor, hace personas de tal o cual carácter. Y tanto el vino como la bilis negra contienen aire. Ya que es posible que esta mezcla variable esté bien templada y bien ajustada".

Es decir, argumenta que son las variaciones las que dan la diferencia entre genialidad y esto está en estrecha dependencia de la bilis negra. Y concluye: Eso hace que todas las personas melancólicas sean personas fuera de lo común, no debido a enfermedades, sino por su constitución natural.

En este famoso texto de Aristóteles se encuentra una concepción que atravesará luego toda la historia: la relación entre el temperamento melancólico y la creatividad, el genio, lo intelectual, lo artístico. La posición opuesta a esta, la que ha sido más aceptada, es que la dedicación excesiva a lo intelectual produce melancolía.

Rufo de Efeso ( 100 DC), algo anterior a Galeno, fue uno de los principales clínicos de la melancolía. Siguiendo la teoría humoral dividió la melancolía en tres tipos: en el primero la bilis negra actuaba principalmente sobre el cerebro, en el segundo, el más grave, se difundía por toda la sangre, en el tercero se localizaba en el estómago; en este último caso se producían los cuadros hipocondríacos que aún hoy se asocian, al menos en parte, a la melancolía. La hipocondría de aquella época, a diferencia de la actual que es la creencia de padecer enfermedades, era una entidad que abarcaba tanto el miedo y la tristeza como trastornos gastrointestinales a los que se les prestaba mucha atención.

Fue Galeno (131 - 201) quien retomó en profundidad la teoría humoral de Hipócrates haciendo perdurar su influencia hasta más allá del Renacimiento.

Sorano de Efeso rechazaba la teoría humoral poniendo énfasis en la tensión o distensión concepción que modificaba algo el tratamiento como se vera.

Areteo de Capadocia, por su parte, describió los tipos agudos de enfermedad mental histeria y frenitis: (delirio agudo) y los crónicos: manía, melancolía, epilepsia. Posiblemente fue el primero en relacionar manía y depresión aunque los cuadros no coincidiesen exactamente con los actuales. Sin embargo la siguiente descripción, de su propia autoría, es notable: si la enfermedad empeora un espanto irracional se apodera del paciente... pueden aparecer quejas sin sentido, lamentarse de vivir y expresar el deseo de morir.

Con excepción de Aristóteles, todos los mencionados hasta aquí fueron médicos y su enfoque, aceptaran o no la teoría humoral, era naturalista y racional. La terapéutica de la melancolía podía variar pero en general la necesidad de liberar el exceso de bilis negra, o más adelante también la bilis negra adusta, llevaba a la administración de sustancias que la purgaran. De estas, la principal fue el eléboro. Se indicaban además diversos tratamientos: reposo, abstención de ciertos alimentos, música etc. de los que nos ocuparemos en el capítulo cinco.

Un importante concepto complementario era el de los seis no naturales, originada probablemente en Galeno. Estos aspectos de la salud y enfermedad, esenciales para la terapéutica eran distintos de los siete naturales que comprendían:

A) los elementos (aire, tierra, fuego, aire)

B) los temperamentos (correspondientes a los humores)

C) los humores (sangre, bilis, bilis negra, flema)

D) las partes del cuerpo

E) las facultades

F) las funciones

G) los espíritus

 

Los seis no naturales eran:

1) el aire (no en el sentido de elemento sino de clima)

2) ejercicio y reposo

3) sueño y vigilia

4) comida y bebida

5) excreción y retención

6) las pasiones o perturbaciones del alma.

Su manejo constituía la higiene, parte esencial de la medicina. Entre los seis no naturales, estaban las pasiones, consideradas por filósofos grecorromanos posteriores con teorías distintas a las de los médicos; estas teorías también diferían de las de los "filósofos de la Naturaleza" tales como Aristóteles. Por ejemplo, entre los estoicos existían teorías acerca del control de las pasiones como método de modificación de la melancolía.

Estaba también muy difundida la creencia en la influencia de los dioses como causantes de la enfermedad. Hipócrates se declaró abiertamente en contra de esta teoría. Sófocles, en cambio nos dice que la locura de Ajax 6 , melancólica según vimos en el diagnóstico hecho por Aristóteles, era causada por la diosa Minerva. En realidad estas diversas teorías coexistían en muchos autores. Los dioses tenían poder sobre la atrabilis ! .

Pero también el manejo hecho con mesura de los seis no naturales era parte de la tradición médica y constituía la forma de manejar las discrasias humorales.

Temperamento y fisiognómica

A partir de los cuatro humores llegan los griegos antiguos, especialmente a partir de Galeno, a dividir a las personas en cuatro categorías distintas (siempre el cuatro!). Esto se llamó la "Teoría de los cuatro temperamentos o complexiones" y, junto con la fisiognómica - es decir la tipología de los rasgos corporales observables de la persona - se vinculó posteriormente a la Astrología a través de los árabes. Volveremos sobre esto en el Fascículo 2.

Mencionaremos, siguiendo a Klibansky, Panofsky y SaxI, algunos rasgos de esta clasificación de complexiones.

a) Sanguíneo: (Naturaleza cálida y húmeda): Simple y estúpido. Dichoso. Mesurado, seductor, hermoso. Graciosos. Bonita piel, alegres, animados, habladores.

 

b) Bilioso: (bilis amarilla) (Naturaleza cálida y seca): Fino e inteligente, irascible, audaz, impetuoso, delgados y muy comedores; rápidos en la digestión; de tez amarillenta; cara redonda, vehementes en la ira. Se quedan calvos en seguida.
c) Melancólico: (bilis negra) (Naturaleza fría y seca): Firme y sólido. Astutos, avaros, pérfidos. Tristes soñolientos y envidiosos; pusilánimes; negligentes; de ojos negros y cabellos negros; cuerpo reumático; son melancólicos (psíquicamente). Rehuyen el trato humano; desconfían hasta de sus amigos más queridos. Estables, serios ordenados. Miran al piso.

 

d) Flemático: (Naturaleza fría y húmeda): perezosos y estúpidos. Duermen poco y meditan. Encanecen pronto. Poco audaces. Tristes, olvidadizos. De piel blanca. No se quedan calvos. No rencorosos. No proclives a la cólera. Con sentidos mediocres.

Vemos así la extraña mezcla a que puede llevar el concepto de temperamento, pese a lo cual siguió siendo muy valorado, llegando hasta la actualidad en teorías psiquiátricas de clasificación de hábitos corporales tales como la de Kretschmer. En la Edad Media estas tipologías mostraban lo que se consideraría en la actualidad una mezcolanza increíble.

Introducción a la Edad Media

Veremos en el próximo capítulo de que manera la imaginación árabe llegó a relacionar los temperamentos con la astrología. Adelantamos unas breves líneas de Abu Ma'sar - uno de los primeros astrólogos árabes - al describir el tipo melancólico relacionado por él con Saturno: su naturaleza es fría, seca, amarga, negra, oscura, violenta y áspera. A veces también (el temperamento melancólico, es decir Saturno) es frío, húmedo, pesado y de viento hediondo. Come mucho y es sincero en la amistad. Preside las obras de riego, ganadería y agricultura... la avaricia y la indigencia, los viajes por mar y las estancias largas en el extranjero... y prosigue en la descripción a la que volveremos. Seguiremos el próximo capítulo con la Edad Media, que albergó no sólo a los astrólogos árabes sino a los escolásticos, los árabes y los monjes redescubridores y traductores de los griegos, los alquimistas y tantas otras cosas que exceden generosamente el aspecto más divulgado y caricaturizado como oscurantista de esta fascinante época.

Actualidad de la teoría Humoral

La Medicina Ayurvédica se practica en la actualidad en la India. Es muy posiblemente el sistema médico más antiguo del mundo. Se remonta al 3000 a.C.

Esto, probablemente exagerado, crea el problema, para los especialistas, acerca de si la Ayurvédica influenció a los griegos o, inversarnente, fueron los indios quienes recibieron las ideas de la antigua civilización occidental.

La medicina Ayurvédica apunta al equilibrio y a mantener a la persona libre de enfermedad 7. A partir de la India, pudo haber influenciado el desarrollo de otros sistemas médicos orientales y, tal como la medicina china y la griega, la medicina Ayurvédica ve al ser humano como un microcosmos del macrocosmos (universo).

Tres Doshas (fuerzas) determinan el equilibrio apropiado necesitado por el sistema humano. Estas incluyen:

a) Pitta dosha (calor y energía)

b) Kapha dosha (agua y las mareas)

c) Vata dosha (conectado con el viento)

Su alineación sutil en el cuerpo, la mente y el espíritu produce salud. Para alcanzar este equilibrio se utilizan, cambios dietéticos, yoga, meditación, hierbas, masaje y salmodias.

La depresión: Puede ser causada por un desequilibrio en Vata o en Kapha Dosha.

El tipo de Kapha de depresión es generalmente de una naturaleza menos seria. Se desarrolla a partir de una sobre acumulación de Kapha Dosha. Es más frecuente en el invierno.

Cuando la depresión es causada por desequilibrio de Vata, puede llegar a ser más seria. Prana Vata es el subdosha que está implicado cuando alguien tiene el síntoma de la depresión. Está situado en la cabeza, el cerebro y la mente. Cuando está en equilibrio es responsable de la claridad del pensamiento, de la perspectiva positiva, y de un sentido del bienestar Si se agrava, Prana Vata puede conducir a la depresión, ansiedad, enlentecimiento mental, y una sensación de stress y tensión.

Pese a la notable similitud. con la medicina griega del siglo V hay diferencias importantes. No se trata de cuatro humores sino de tres fuerzas; pero sobre todo está ausente el genial concepto "mitológico" de la bilis negra.

Notas:

2.- Por ejemplo el siguiente aforismo de Hipócrates: Cap. VI: 40.. "Si la lengua pierde súbitamente su poder o una parte del cuerpo se vuelve apoplética entonces se trata de una afección de naturaleza melancólica"

3.- La teoría de los humores complicó cuando paso a incluir además de los cuatro naturales, otros humor producido por transformación especialmente de la sangre ya sea por recalentamiento o por corrupción . Esto se denominó bilis negra adusta para diferenciarla del humor natural

4.- El poema ''Santos Vega" de Estanislao del Campo comienza así: Cuando la tarde se inclina | sollozando al occidente | corre una sombra doliente | sobre la pampa argentina | Y cuando el sol ilumina | con luz brillante y serena | del ancho campo la escena, | la melancólica sombra | huye besando su alfombra | con el afán de la pena. Veremos en el Fascículo sobre ser y melancolía la interpretación del grabado "Melencolía I" de Durero en el que también coinciden la sombra la melancolía y el tema faústico

5.- Véase las siguientes direcciones para una impresionante lista al respecto http://www.frii.com/~parrot/dead.html y http://www.frii.com/~parrot/living.html

6.- sobre Ajax volveremos más adelante. Ajax, enloquecido por Minerva, mató, supuestamente confundido por la oscuridad, los rebaños y luego se suicidó.

7.- Idea que ya vimos en los griegos.

Fascículo 2

1 Fuente: En el año 1999, el laboratorio SmithKline Beecham -actualmente fusionado con otro-, realizó esta serie en formato papel, de una calidad gráfica y estética excelente. Sin mencionar ni copyright, ni autores, no es posible citarlos, a pesar de haber escrito a la sucursal España -allí no se editó-, pues no he encontrado mail de la sucursal argentina. La versión aquí presente es una adaptación ni fiel ni total del trabajo.
Le agradezco a la Lic. Florencia Fernández Coria quien me ha proporcionado el material

Gerardo Herreros http://www.herreros.com.ar

Palabras claves , , , ,
publicado por sinai a las 22:39 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

EB PEKER

Academia filosofica hebrea
Sinai Israel un enfoque universalista de la mistika y la teoria de la Idea

» Ver perfil


Calendario
Ver mes anterior Diciembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

Buscador
Blog   Web

Tópicos
» General (66)

Nube de tags  [?]

Secciones
» Inicio

Enlaces

FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad